Los niños hoy en día son lo que se conoce como “nativos digitales”. Personas que han nacido tan rodeadas de tecnología que su uso y comprensión se da casi de manera natural. Esto ha llevado a que los padres, madres y tutores deban estar más atentos al contenido que se consume, como también al tiempo de uso que los más pequeños de la casa hagan de los distintos dispositivos electrónicos que tengan al alcance de sus manos.

El estudio Niños Digitales de Kaspersky reveló que en Chile el 42% de los pequeños interactúa por primera vez con un teléfono móvil entre los 0 y los 6 años de edad y 76% de los menores posee su propio smartphone o tableta entre los 7 y 10 años. Es el país de Latinoamérica donde menos control se ejerce en el consumo digital de menores.

En la región sólo alrededor de un tercio de los padres afirma utilizar algún software de control parental, siendo Chile el país donde menos padres hacen uso de ellos (con sólo un 22%) y donde más padres expresan la falta de tiempo para monitorear la vida digital de sus hijos. Colombia es el país que más utiliza estas herramientas (36%) seguido por México (34%), Argentina (29%), Brasil (27%) y Perú (23%).

Los riesgos

Es importante que los adultos conozcan los riesgos cibernéticos relacionados con los dispositivos móviles, detallados en las estadísticas de evolución de amenazas a dispositivos móviles de Kaspersky. Las estafas por correo electrónico, el phishing en las redes sociales y el robo de contraseñas en las plataformas de juegos son sólo algunos ejemplos de las amenazas en línea a las que se enfrentan los usuarios hoy en día, y a veces los jóvenes pueden carecer de la experiencia para reconocerlas. Sin embargo, los ciberdelincuentes no hacen excepciones con los dispositivos de los niños.

Según una investigación de Kaspersky más de la mitad (60%) de los padres latinoamericanos encuestados reconoció haber experimentado u observado de manera directa una amenaza a la seguridad digital en su familia.

“Debido a la pandemia, los niños pasan más tiempo en casa con actividades limitadas para mantenerse ocupados. Cada vez recurren más a YouTube para ver vídeos entretenidos, divertidos y educativos. Sin embargo, los padres no tienen necesariamente tiempo para comprobar qué vídeos están viendo sus hijos pero quieren mantenerlos a salvo sin entrometerse continuamente en su vida”, comenta Elena Kadochnikova, directora de marketing de productos de Kaspersky.

De hecho, el estudio Niños Digitales revela qu YouTube es una de las redes sociales más utilizadas, pues el 61% de los padres encuestados dijo que ésta es una de las plataformas en donde sus hijos pasan mayor tiempo.

¿Cómo monitorear a los pequeños?

Una de las maneras más fáciles de mantener a los niños seguros en línea es hablar abiertamente con ellos sobre la navegación, los juegos y las restricciones (y por qué estas tienen sentido). Es por esto que Kaspersky ofrece cinco consejos para que los padres puedan configurar de forma inteligente el móvil de los menores:

1. Gestiona la cuenta de sus hijos

Para los menores de edad, la opción es que los padres gestionen las cuentas que deben vincular a los sistemas operativos de los dispositivos móviles, pues de esta manera mantienen el control de la cuenta, al mismo tiempo, los pequeños pueden acceder a todos los servicios permitidos. Por razones de seguridad, los padres también pueden recibir notificaciones de seguridad cuando alguien entra en la cuenta desde un dispositivo desconocido o intenta restablecer la contraseña.

2. Crea una cuenta familiar

Al crear una cuenta familiar, es posible gestionar las compras de tus hijos y compartir juegos, libros y programas de televisión; el contenido de los medios de comunicación se mantiene diversificado y adaptado a los intereses de los niños, pero al mismo tiempo es posible prevenir/bloquear el contenido explícito y las aplicaciones inapropiadas. El uso se mantiene alineado con las restricciones de edad para los juegos y las películas mediante el control parental.

3. Controla el uso de Internet

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” y hay que aprender a hacer un uso responsable de los recursos. Sin embargo, las libertades y habilidades que la web proporciona tienen sus inconvenientes. Pero es posible mitigar estos riesgos e inconvenientes con el uso de controles y limitaciones apropiadas.

4. Protege los teléfonos inteligentes contra ciberamenazas

El control y un comportamiento adecuado siempre es una buena medida, pero no se debe pasar por alto una solución de software de seguridad robusta junto con la instalación de una aplicación de control parental. Android y Apple traen opciones en sus propios equipos. ¡Ojo! En las consolas también hay opciones.

5. Asegura al menor en el mundo digital

Es importante mantener a los niños en el mundo real y asegurarse de que no pasen la mayor parte de su tiempo en línea. No obstante, cuando los niños están fuera de casa, las herramientas de control parental pueden ser unos buenos aliados para los padres ya que incluyen funciones de GPS, notificaciones y alertas de batería baja para proporcionar una seguridad adicional.