La salud mental está más en boga que nunca y por eso es importante normalizar que es necesario cuidar no solo de nuestra salud física, sino también de la de nuestra mente. Para ello, los testimonios de los famosos que han sufrido este tipo de afecciones son vitales, como el que acaba de hacer Cara Delevingne.

La modelo ha reflexionado abiertamente sobre esos brotes de depresión e incluso pensamientos suicidas que vivió en sus años de la adolescencia, y no ha dudado en asociarlos de alguna manera a esa “homofobia interna” que, en sus propias palabras, le hizo sufrir mucho tras percatarse de que también se sentía atraída por personas de su mismo sexo.

La también actriz ha reconocido que creció en un ambiente muy conservador y no demasiado tolerante con las orientaciones sexuales consideradas minoritarias: una situación que, evidentemente, acabó interiorizando como propia y que acabó desembocando en un profundo desagrado hacia ella misma.

“Crecí en una casa muy tradicional y conservadora. Yo no conocía a nadie que fuera gay en esos momentos y hubo un tiempo en el que yo ni siquiera era consciente de mi propia homofobia interna. La idea de tener compañeros del mismo sexo me parecía algo desagradable. Y ese desagrado lo acabé viviendo conmigo misma, Me decía: ‘Oh Dios mío, jamás haría algo así'”, ha revelado a la actriz Gwyneth Paltrow en el podcast de ‘Goop’.

“Sé que existe claramente una correlación entre todo eso y mis brotes de depresión y los pensamientos suicidas que tenía. Es que me avergonzaba de quién era. Afortunadamente, ahora esa es una parte de mi ser que acepto y a la que quiero muchísimo“, ha sentenciado.